necesita guayaquil nuevo aeropuerto daular taura

¿Necesita Guayaquil un nuevo aeropuerto?

¿Necesita Guayaquil un nuevo aeropuerto? El debate se ha reiniciado una vez más en redes sociales, así que hoy vamos a analizar este tema.

La construcción de un nuevo Aeropuerto en Guayaquil ha sido un tema recurrente en redes de nuestro país, siempre con opiniones muy diferentes y divididas.

Que más gente hable de aviación y de sus diferentes aristas es muy bueno para la cultura aeronáutica del Ecuador, por esto aplaudo este debate y quiero aportar hoy con mi punto de vista, recordando que la opinión de todos es válida y hay que respetarla.

¿Necesita Guayaquil un nuevo aeropuerto?

Ya son varios años desde los que se habla de la construcción del Mega Aeropuerto en Daular, proyecto que lleva varias demoras, pero que ha avanzado en diseño y estudios con varios millones invertidos. En los 2018 ya sufrió un nuevo aplazamiento que pueden revisar las causas aquí:

¿Por qué se aplazó la construcción del nuevo Aeropuerto Daular?

Ahora, con la pandemia los tiempos para llegar a los números que gatillen la necesidad de un nuevo aeropuerto que son los 7.5 millones de pasajeros anuales, aún se ven lejanos. Los que creen que se va a construir un aeropuerto en los próximos meses están equivocados y el proyecto ahora es a mediano plazo (o antes según se desarrolle la demanda), pese a que ya se debería haber iniciado su construcción tiempo atrás.

Volviendo a la pregunta, bajo mi punto de vista, e independientemente de la discusión de dónde se debe o no construir, Guayaquil sí necesitará un nuevo aeropuerto. Muy importante ver el tiempo del verbo, a futuro se va a necesitar un nuevo aeropuerto.

¿Por qué? Justifico mi respuesta aquí:

  • Aeropuerto en medio de la ciudad: sí, hay otros aeropuertos similares en el mundo y no por esto es inseguro, pero estamos hablando de un aeropuerto internacional con proyección importante de crecimiento en el tiempo. Estar en medio de la ciudad limita las oportunidades.
  • Poco espacio para crecer: si se requiere crecer la terminal, no quedan muchos espacios disponibles para hacerlo, al menos claro está que se realicen expropiaciones costosas.
  • La pista es corta: Guayaquil tiene un gran potencial de desarrollar rutas más lejanas que Ámsterdam que es el vuelo más largo desde aquí y tiene una gran ventaja sobre Quito, estar a nivel del mar, pero su pista de solo 2.790 metros limitará a mediano-largo plazo el desarrollo de rutas aún más lejanas, que es a lo que se debería apuntar también, no solo lo regional.
    • ¿Se puede ampliar la pista? Claro que sí, pero son costos importantes que requieren estudios y no quita el hecho de que la ciudad seguirá limitando el crecimiento si el proyecto es tener un aeropuerto intercontinental con conexión a todo el mundo.

Pensemos a futuro

Debemos ver a nuestros aeropuertos como una puerta de crecimiento y desarrollo social – económico, donde todos podamos volar, ello implica pensar en el futuro, no solo en el presente donde lógicamente tener el aeropuerto cerca genera comodidad en los viajeros, reduce tiempo y costos en torno al viaje, pero si queremos llegar a tener infraestructuras importantes como las que se desarrollan en otros países, debemos pensar a largo plazo, en qué tipo de país y aeropuertos queremos tener:

    • Un aeropuerto actual funcional y adaptado a la realidad de la demanda, pero sin opciones de grandes desarrollos de infraestructura.
    • Un nuevo aeropuerto funcional, con proyección a futuro, con espacio para crecer sin limitaciones tanto en pista como en terminal, con la más nueva tecnología aeronáutica de navegación, mayor seguridad y performance.

Solo recordemos el cambio a la conectividad que existió en Quito con el nuevo aeropuerto, independiente de la distancia a la ciudad que se encuentra, generó la llegada de nuevas aerolíneas y vuelos, que antes no habrían sido posibles.

¿Qué eligen ustedes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 comentarios en “¿Necesita Guayaquil un nuevo aeropuerto?”

  1. Interesante el análisis, considero importante los argumentos presentados a favor y en contra de tener un nuevo aeropuerto para Guayaquil. La movilidad es uno muy importante por el problema que se tiene al rededor del aeropuerto en las horas pico y por estar en el acceso a la ciudad por Duran, lo que genera un caos vehicular en varias avenidas al rededor del aeropuerto.

  2. Lo mejor de llegar a Guayaquil como centro de negocios en Ecuador es tener un aeropuerto tan cercano al centro de los negocios y hoteles .

  3. Christopher Pérez Balda

    Desde el punto de vista técnico-operacional (a modo de retroalimentación), cuando el antiguo aeropuerto Simón Bolívar operó desde 1962 hasta 2006, sufrió serios problemas operativos, debido que la administración de los aeropuertos estuvo bajo manejo de la Dirección General de Aviación Civil, cuyas autoridades eran militares y bajo aquella realidad, la seguridad operacional estuvo en riesgo debido que no cumplían al 100% de las regulaciones internacionales de la OACI, hasta que en el año 2000, el Municipio de Guayaquil tomó posesión del aeropuerto, repotenciándole todo el edificio terminal y sus instalaciones aledañas. Cuando se iniciaron las operaciones en el actual aeropuerto José Joaquín de Olmedo hace 15 años atrás, se mejoró el sistema aeroportuario dando gran acogida de turistas y de aerolíneas internacionales; sin embargo, para que se cumpla dicha demanda para iniciar el tan anhelado sueño de tener un mega aeropuerto que Guayaquil se merece, aunque el aeropuerto actual tiene reconocimientos internacionales, tendrá que desafiar las numerosas trabas burocráticas, incluido los efectos socioeconómicos tras la pandemia de COVID-19, por tal razón se necesita que el aeropuerto sea reubicado, porque la pista y sus instalaciones rodeada por edificaciones, en especial en las ciudadelas La F.A.E., La Atarazana y barrios aledaños al aeropuerto, recordando a dos únicos accidentes aéreos sucedidos el viernes 29 abril 1983 y el domingo 22 de octubre de 1989, como evidencias claras ante este justificativo.

  4. Puedes hacer una nota sobre el nuevo aeropuerto de México AIFA y las razones por las cuales se desechó la construcción del aeropuerto en Texcoco aún cuando el mismo ya estaba en fase de construcción ?

  5. Buenos días:

    He leido tu opinión y realmente es muy pero muy acertada. Sin regionalismos, muy objetiva.

    Realmente el nuevo aeropuerto es necesario por los argumentos que expusiste.

    Sin embargo sin querer activar el botón del regionalismo si percibo que hay una fuerte oposición a que se construya, percibo que tras bastidores se hace lo posible por impedir la concresión del proyecto. En el caso del nuevo aeropuerto de Quito, por demanda no era necesario construir uno nuevo, por su condición de aeropuerto de altura y por el desarrolo de la aeronaútica donde se presentan aeronaves mas grandes y donde se requieren pistas mas largas (Por estar en la altura) si era necesario; cuando se lanzó su construcción no hubo tanto debate ni oposición tal como se está haciendo ahora para el aeropuerto de Guayaquil.

    A m juicio en la práctica, el nuevo aeropuerto es necesario ahora, ?por qué ? . La pista del aeropuerto es muy corta y eso limita que puedan venir aeronaves mas grandes y que puedan despegar aprovechando toda su capacidad (Combustible mas pasajeros y carga); me atrevería a decir que si en este momento se contara con el nuevo aeropuerto con sus pistas mas largas, y aprovechando la apertura del país a los cielos abiertos , habrian mas vuelos , vendrian mas aerolíeas, inclusive podría convertirse en un HUB que compita con Bogotá (Saturada) y Lima (Que ya está construyendo una nueva pista y otra terminal); y de acuerdo a los planes también es la idea de que pueda convertirse en un HUB de carga. Esto a quien no le conviene ????

    Saludos

    1. El tema es, que Guayaquil su aeropuerto es muy holgado actualmente y una nueva construcción requiere de cientos de millones de dólares, que totalmente de acuerdo, si se concretará generaría un incremento potencial de nuevas rutas, incluso más lejanas como expuse. Sobre el tema de Quito es diferente, sí necesitaba crecer en terminal y pista, la demanda estaba en su punto máximo de capacidad, recuerda que era realmente un aeropuerto pequeño y había que sumarle un factor enorme, la seguridad, accidentes vimos un montón que justificaba su pronta salida de en medio de la ciudad.

      No creo que es regionalismo, por ningún lado, la decisión está en el Municipio de Guayaquil y de sus concesionario, por lo que no hay influencia de ningún ente externo, simplemente es una inversión muy grande para la demanda actual.

Scroll al inicio