vuelo lleno no significa que sea rentable

Un vuelo lleno no significa que sea rentable

En esta entrega queremos derribar el mito de que un vuelo lleno siempre será rentable, cuando la realidad es que un vuelo lleno no significa que sea rentable siempre.

Muchísimas veces hemos visto como las aerolíneas cierran rutas (por ejemplo Quito – Nueva York, Quito – Dallas u otras en todo el mundo) que a simple vista parecieran ser rentables y que no existe un motivo lógico para dejar de volar, porque siempre van los vuelos llenos hasta el último asiento o con promedios de ocupación del 80% al 90%, pero realmente es que en un vuelo hay muchos parámetros que afectan esa rentabilidad y que se ven reflejados en el precio del pasaje que pagan los usuarios.

En una entrega pasada hablamos de los motivos que encarecen los pasajeros aéreos y en otro cómo es posible bajar estos precios, por lo que ahora es momento de conocer cómo un vuelo se hace rentable o no.

Vuelo rentable

El objetivo de todas las aerolíneas en el mundo, incluso aquellas sociales, es mantener una rentabilidad financiera en sus operaciones para lo cual es necesario enmarcar y estandarizar algunos conceptos:

  • En anteriores publicaciones se explicó lo referente a costos fijos y costos variables y se dejó un enlace en la eficiencia que alcance cada aerolínea bajo sus políticas de administración de sus costos por lo que debemos definir esta vez:
    • Costos Directos, son los que intervienen en el proceso de la realización del servicio que la empresa (desarrollo y operación), claramente identificados y que se relacionan directamente al precio final del servicio brindado y se garantiza la rentabilidad de la empresa. A mayor costo directo, mayor precio de venta final al usuario.
    • Costos Indirectos, son todos los costos adicionales que intervienen indirectamente en la prestación del servicio como los comerciales, administrativos y algunos financieros. Estos costos están relacionados directamente a la eficiencia de la empresa al estos restar la rentabilidad.

Estos costos vamos a relacionarlos con el load factor o nivel de ocupación en los aviones, considerando los múltiples factores incluida la naturaleza volátil de la demanda.

En palabras sencillas, los costos directos más los costos indirectos están relacionados con los ingresos por lo que el beneficio final será positivo o negativo según el manejo de los costos en tal virtud que una ineficiencia en el manejo de los mismos por más alto factor de ocupación que se mantengan, producirá perdidas a la aerolínea.

Los costos directos han logrado ser reducidos por la eficiencia en la operación.

Costos indirectos han sufrido un aumento por presencia de sindicatos, altos costos en personal, estructuras administrativas pesadas (burocracia) etc, lo que esta ineficiencia ha quitado competitividad y reduciendo los márgenes de rentabilidad y poniendo en graves riesgos a las aerolíneas indistintamente del factor de ocupación sea favorable a las estadísticas de las aerolíneas.

La administración en búsqueda del equilibrio traspasa esta necesidad al usuario elevando las tarifas y los costos del boleto, afectando así directamente a la ocupación transformándose en una rueda al no atacar con estrategias al manejo eficiente de los costos y específicamente, a los indirectos que pasan por temas estructurales.

Por el párrafo anterior podemos también aclarar el reclamo de algunos usuarios por el cierre de una ruta, quienes dicen que deberían subir el precio del pasaje para hacer rentable la ruta, pero claramente, al hacer esto se perjudicará aún más, la ocupación afectando la intención de compra de los usuarios.

Se debe considerar que estas características no son exclusivas del transporte aéreo, sino que hay otros sectores que se encuentran en las mismas situaciones.

La percepción común de que los aviones llenos generan ganancias altas no es corroborada por los datos de existir altos costos directos e indirectos. Este factor es lo que ha llevado a la innovación en las aerolíneas, con la finalidad de generar más ingresos con el mismo factor de ocupación sin atacar a ser eficientes, como problema central.

La verdadera necesidad está en mejorar la capacidad de gestión para hacer una aerolínea eficiente ante constantes cambios de la industria y así evitar el cierre de rutas que cuentan con una importante ocupación o atractivo.

Conclusión

  • Los costos directos se mejoran con mejor planificación y mejora de horarios.
  • Reducir tiempos de estacionamiento y su turnaround ayuda a mejorar la rentabilidad.
  • Los costos indirectos se mejoran con reducción de personal, estructuras livianas, eficientes y uso de nuevas tecnologías.
  • También se puede dar el caso de que un vuelo con baja ocupación es rentable para la aerolínea, todo por el manejo de sus costos y giro de negocio adicional como ejemplo el transporte de carga en bodega.
  • Finalmente, también hay casos de que aerolíneas operan vuelos rentables, pero no cumplen los parámetros esperados o base proyectada, pese a generar ingresos para la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 comentarios en “Un vuelo lleno no significa que sea rentable”

  1. Entonces el asunto no va por el lado d q el vuelo este lleno o no, sino por una buena planificación y logística, eso es como en cualquier negocio!!!

  2. Muy buen artículo, efectivamente, existen aspectos que deben ser analizados con mucho cuidado a fin de no tener pérdidas en ruta con los factores de ocupación, entre ellos CPK costo por kilómetro o milla volada vs GAP mínimo de rentabilidad.

Scroll al inicio