Nuevo procedimiento en Quito

Nuevo procedimiento en Quito para reducir el efecto del viento

Entró en funcionamiento un nuevo procedimiento de aproximación en Quito con el principal objetivo de reducir los efectos que el viento genera sobre las aeronaves durante la temporada de verano.

Pensando siempre en la seguridad de las operaciones aéreas del país, la Dirección General de Aviación Civil del Ecuador – DGAC en conjunto y en estrecha colaboración con las aerolíneas domésticas ecuatorianas, implementó un procedimiento especial que estará vigente durante la temporada de verano en Quito que comprende los meses de junio hasta inicios de septiembre.

Principalmente, las aerolíneas Tame EP, Avianca, Petroecuador y otras potenciales, podrán beneficiarse del nuevo procedimiento para la gestión del flujo de tránsito aéreo implementado para mitigar las turbulencias, vientos de cola, cizalladura del viento, entre otros, que regularmente ocurren en la época seca y afectan a los vuelos en el tramo de aproximación final a la pista 36 (cabecera sur) del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito. El proceso fue puesto en marcha el pasado 20 de junio.

Ahora las aeronaves procedentes de Cuenca, Guayaquil, Manta, Salinas, Santa Rosa y otros podrán entrar por el sur del aeropuerto para luego ingresar por el sector occidental del cerro Ilaló y posteriormente, completar su fase final del vuelo, previo al aterrizaje en la cabecera sur del aeropuerto.

Cabe indicar que en el caso de LATAM Ecuador, esta no utiliza este procedimiento, dado que realiza una aproximación similar, pero del tipo RNAV RNP, mientras que el resto de aerolíneas posteriormente a la guía vectorial realizada, concluyen el procedimiento bajo reglas visuales de vuelo:

nuevo procedimiento verano aeropuerto de Quito

La medida de mitigación reduce la posibilidad que el piloto no pueda finalizar su aterrizaje por los vientos en los meses de julio y agosto. En este período hay influencia de vientos que provienen de la región amazónica, los cuales chocan con el cerro Ilaló y forma una especie de torbellinos que se los conoce como turbulencias y cortantes de viento que ocasionan dificultades a las aeronaves en la fase final al aeropuerto de Quito, situación que no afecta el normal desenvolvimiento de las operaciones aéreas.

Cabe finalmente recordar, y para tranquilidad de los usuarios, que toda la industria, aerolíneas, aeropuertos, controladores y pilotos se encuentran altamente capacitados y entrenados para afrontar situaciones extremas climatológicas además, de condiciones de viento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 comentarios en “Nuevo procedimiento en Quito para reducir el efecto del viento”

  1. Gracias Nicolás por compartir y explicar el uso de este procedimiento ATS implementado por la DGAC… Aprovecho la oportunidad para indicar que lo correcto es mencionar “época seca” en lugar de usar el término “época de verano”.

Scroll al inicio