entrena piloto de Boeing 787 air france volar altura andes

Así entrena un piloto de Boeing 787 para volar a la altura de los Andes

Este es el especial entrenamiento que un piloto de Boeing 787 Dreamliner de Air France debe someterse para volar en la altura de los Andes.

Los Aeropuertos Internacionales de Bogotá y Quito son especiales. Estas terminales se encuentran en la altura a más de 2.200 metros sobre el nivel del mar, rodeamos de montañas y su operación es considerada compleja o especial por parte de las aerolíneas.

Estos dos aeropuertos y otros que se ubican en la altura de la cadena montañosa más grande del mundo conocida también como Los Andes, presentan una complejidad para las aerolíneas y sus pilotos deben pasar por un entrenamiento especial para volar aquí y estar certificados para este fin.

Así es como hace pocos días Christophe Cuny, piloto de esta aeronave y de la aerolínea Air France publicó algunas interesantes fotos y vídeos de su proceso de certificación para poder volar en los próximos días en el vuelo directo desde Paris a Quito en esta moderna aeronave.

La certificación

En exclusiva Chris nos compartió algunas imágenes y videos de este proceso:

Chris comenta que el proceso para poder volar a Quito que se encuentra a 2.200 metros sobre el nivel del mar consiste en realizar una sesión de simulador para poder estar certificado para operar a este aeropuerto, lo mismo que sucede hacia Bogotá:

Cuando AF decidió ir a Quito con el 787, estaba claro que sería necesaria una capacitación adicional debido a esta configuración especial del aeropuerto: gran altitud, espacio limitado de maniobras, volcanes, trayectorias especiales en caso de falla del motor a la llegada o salida, clima adverso (viento y windshear/ tormentas eléctricas) …

Junto con las autoridades de aviación francesas, se implementó una sesión de simulador dedicada para entrenar a los pilotos. Durante este entrenamiento adicional de 3 horas y 30 minutos, 2 capitanes y 2 primeros oficiales toman los controles uno tras otro y realizarán al menos: 1 aproximación en cada QFU con una vuelta seguida de una falla del motor, 1 despegue en cada QFU con una falla de motor después de V1.

El objetivo es conocer la situación general del entorno, aprender a configurar FMS para obtener la mejor ayuda en la gestión de las trayectorias de falla del motor (con una distancia mínima al suelo) y estar preparados para todas las situaciones especiales que puedan surgir.

Además, Air France decidió que solo un número limitado de miembros de la tripulación serán calificados para maximizar su experiencia. Se realizó una selección, basada en las habilidades profesionales, para obtener un número suficiente de pilotos calificados para permitir aproximadamente 1 vuelo a Quito cada mes.

Una vez que se valida el entrenamiento del simulador, los pilotos realizarán un vuelo normal, sin un instructor adicional, como es el caso a veces.

Todos los pilotos que han realizado este entrenamiento están muy felices de descubrir este nuevo destino y de desafiar sus habilidades.

También, explica que en la mayoría de vuelos virtuales no se realizan aterrizajes completos, sino más bien lo que se practica son aproximaciones frustradas con falla en uno de los motores, de esa forma los pilotos están más preparados para situaciones de potenciales emergencias y se analizan las “vías de escape” sin un motor y procedimientos respectivos.

Todo esto para garantizar una operación 100% segura en la complejidad de operar en aeropuertos hot & high como lo son Bogotá, Quito y otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 comentario en “Así entrena un piloto de Boeing 787 para volar a la altura de los Andes”

Scroll al inicio