9/11: El día que la aviación cambió para siempre

Son 20 años de los atentados del 9/11 o 11 de septiembre de 2021 y desde ese día la aviación cambió para siempre. Foto Telegram.

Todos recordamos como si fuera ayer haber visto en las noticias como las Torres Gemelas ardían en llamas con impactantes imágenes.

En mi caso personal estaba en el colegio y todas las actividades se pararon y nos sentamos junto al televisor a ver una y otra vez los videos de aviones comerciales impactando con uno y otro edificio, en un loop infinito.

El miedo y preocupación se apoderó de todos, se suspendieron las clases minutos después y fuimos enviados con nuestras familias por seguridad.

No sólo el mundo cambió y una de las más graves crisis aéreas inició por un temor global a volar ante riesgo de posibles nuevos atentados, sino también que obligó a la aviación a cambiar sus protocolos de seguridad para siempre, cambiando nuestra forma de volar.

¿Qué cambió en la aviación tras los atentados del 9/11?

Fueron 4 aviones Boeing que ese día fueron utilizados para los fines conocidos que marcaron el mundo, al cual le tomó tres años en recuperar los números de pasajeros transportados antes de los atentados.

Posiblemente hay muchas cosas que parecerán lógicas que se hayan reforzado, pero otras en el día a día de la industria tal vez no te hayas dado cuenta viéndolo como normal, pero antes del 11 de septiembre no era así y las vamos a revisar:

  • Puertas de la cabina de mando reforzados o blindadas.
    • Cambió la forma y quiénes pueden entrar o no a la cabina.
  • Cámaras de seguridad o visores para poder tener una visión de qué es lo que pasa fuera de la cabina de mando.
  • Revisión en filtros de seguridad estrictos como por ejemplo requieriendo retirarse zapatos, separar equipos electrónicos, no abordar con líquidos y otros.
  • Revisión de trazas de bombas en filtros de seguridad y nuevas maquinas para su detección.
  • Entrenamiento a tripulación para actuar en caso de intento de secuestro.
  • Nuevo enfoque para los pilotos en caso de intento de secuestro (no negociar, impedir el ingreso a cabina como de lugar y aterrizar lo antes posible).
  • Limitar el acceso a las zonas de abordaje solo para pasajeros, ya no familiares.
  • Pedir siempre un documento de identidad y pase de abordar.
  • Prohibición de abordar con cuchillos o similares de cualquier tipo (antes se podía sí eran menores de 10 centímetros).
  • Por ejemplo en Estados Unidos se autorizó que pilotos puedan llevar un arma de fuego en vuelo y que más agentes especializados actúen como pasajeros.
  • Se incrementó el uso de perros para detección de amenazas.
  • Inició en el 2009 el uso de los famosos “Full body scann”.

Con el paso de los años, otras medidas y capas de seguridad se han ido aplicando, siempre de la mano de la tecnología, como por ejemplo los más nuevos scanner son capaces de unir cientos de piezas pequeñas pertenecientes a un arma de fuego que esté divida en una maleta y con tecnología de inteligencia artificial detectarla uniendo cada una de estas partes de manera virtual.

La inversión y los avances significativos en  tecnología y las prácticas de seguridad han hecho que la aviación sea más segura que nunca tras el 9/11, desde la experiencia en el aeropuerto hasta llegar a la etapa de vuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio