cierre del Aeropuerto de Guayaquil

Lo que nos enseña el cierre del Aeropuerto de Guayaquil

Analizaremos lo que nos enseña el cierre del Aeropuerto de Guayaquil donde se vio afectado su sistema de luces de pista.

Tras haber estado cerrado 11 horas seguidas, desde el lunes 11 a las 19 horas 20 hasta las 06:28 del martes 12, la segunda terminal aérea en importancia del Ecuador nos deja algunas lecciones de algo que por más contingencia, emergencia, mantenimiento no programado o emergente jamás debe volver a repetirse.

Independiente del daño que afecto al sistema de luces, que hasta la publicación de este post no ha sido comunicado por la autoridades en exactitud qué fue lo que pasó, esta situación ha afectado ampliamente a los pasajeros principalmente y en un segundo nivel, a las aerolíneas.

El cierre del Aeropuerto de Guayaquil

Eran pasadas las 19 horas del lunes 11 de febrero de 2019 y las redes empezaron a explotar, el Aeropuerto se vio obligado a cerrar por un mantenimiento emergente del sistema de luces de pista.

Una falla de esta magnitud no es nueva en el mundo aéreo y varios aeropuertos se han visto afectados por situaciones como ésta a lo largo de la historia.

Muchos usuarios se quejaron de porqué no lo hicieron antes, o porqué no se prevé esto, pero ¿acaso ustedes planifican que se te baje la llanta del auto, te quedes sin batería o se te queme el foco de frenos de tu auto?

Incluso la industria más regulada del mundo puede tener fallas, no está exenta de contingencias y siempre lo más importante será la seguridad de los usuarios del servicio.

Lo sucedido ayer, puede pasarle a cualquier aeropuerto, por grande, preparado o prevenido que este sea, el problema es cómo se desarrolla posteriormente la contingencia.

Imagen y confianza

Lo que más preocupa en la emergencia por falla del sistema de luces, es la imagen internacional del aeropuerto y la confianza de los usuarios y aerolíneas en esta terminal.

Hay que recordar que desde el año pasado se anunció la llegada de nuevas y más aerolíneas a Guayaquil, terminal que está recuperando su crecimiento de pasajeros en pro de iniciar la aplazada constitución de Daular.

El aeropuerto requiere mantener una gestión e imagen positiva hacia la industria para que las que han llegado sigan y las que están por llegar lo hagan sin dudarlo, ya que situaciones como estas generan importantes pérdidas en los operadores.

Recordar que también se ha hablado del sistema radar secundario de Guayaquil, aunque esto no es de atribuciones del aeropuerto como tal.

Comunicación

Se pudo ver una lenta reacción y comunicación externa por parte de las diferentes autoridades responsables e involucradas en la emergencia, lo que afectó la comunicación de las aerolíneas hacia sus pasajeros.

Ante cualquier emergencia, la comunicación de eser efectiva y concreta, informando en todo momento lo que sucede y por cuánto tiempo. Se entiende que al ser emergente no se puede realizar una estimación real del tiempo que las operaciones estarían afectadas, pero se pudo ser más eficientes y claros en beneficio de todos los involucrados, por más compleja la situación que sea.

Aeropuertos alternos

El cierre de Guayaquil dejó un claro ejemplo de que en la costa ecuatoriana no existe un verdadero aeropuerto alterno para o al menos, que esté completamente equipado y listo para recibir X número de vuelos desviados.

3 vuelos internacionales se desviaron al Aeropuerto Internacional de Manta, pero este después del terremoto del 2016 vio afectado enormemente su infraestructura y no cuenta actualmente con las facilidades para migración y aduana, lo que generó que siento de pasajeros deban esperar por largas horas dentro de los aviones y cuando fueron desembarcados, no existía ningún personal para asistirles.

¿Por qué no se desvían a Quito?

Un aeropuerto operativo 24 horas y con todas las facilidades del caso debería ser la alternativa más adecuada, pero las aerolíneas no lo usan por 2 motivos, el primero por netamente pasar por decisiones operacionales y segundo porque no siempre las tripulaciones o aeronaves que vuelan a un aeropuerto a nivel del mar, están certificadas para operación en un aeropuerto de altura, que implica una mayor complejidad.

Latacunga pudo ser otra alternativa, pero no cuenta con todos los servicios necesarios.

¿Otros aeropuertos cercanos como Santa Rosa, Salinas o Esmeraldas?

Son grandes aeropuertos con pistas totalmente equipadas con luces de pista para operación nocturna, pero estos no tienen categoría internacional y no operan las 24 horas del día, lo que no los convierte en aeropuertos alternos adecuados para estas situaciones.

La construcción del nuevo Aeropuerto de Manta debe considerar todas las facilidades de migración y aduanas para ser un verdadero alterno de Guayaquil.

Regulación aérea

Se pudo ver un aparente “hueco” o falla de interpretación en la cartilla del usuario de los derechos y obligaciones en caso de demoras o cancelaciones, dado que en la misma no se mencionan responsabilidades cuando los problemas son atribuibles al operador Aeroportuario.

Los artículos del mismo indican en todo momento cómo debe una aerolínea actuar y compensar a los usuarios ante los diferentes niveles de demoras, sobreventa, cancelaciones, equipaje, etc. Pero la misma no indica un procedimiento cuando las causas de demoras o cancelaciones son de responsabilidad de un aeropuerto.

Si bien el artículo 52 habla de casos externos, fortuitos o de fuerza mayor como clima, donde las aerolíneas quedan liberadas de responsabilidad y solamente deberán devolver el costo del pasaje, tampoco se define qué pasa cuando los casos fortuitos son de responsabilidad de un aeropuerto y no se menciona la responsabilidad del operador Aeroportuario ni cómo deberá compensar o asistir a sus usuarios.

Lo sucedido el 11 de febrero generó que algunas aerolíneas y en algunos vuelos bajo el artículo 53, compensen a los usuarios con gastos de mantenimiento y alojamiento, pese a que claramente no existe una responsabilidad de las aerolíneas y lo sucedido no es atribuible a ellas bajo ningún concepto.

No es la primera vez que el Aeropuerto de Guayaquil cierra por contingencias, ha pasado ya varias veces por mantenimientos emergentes en su pista y pavimento, que también requerirá una intervención mayor pronto.

Esperemos que esta situación sea solventada y arreglada definitivamente para que no suceda nuevamente en el mejor de los casos y si se repite, las autoridades tomen lo positivo de estas líneas que son escritas con la mejor intención para mejorar sus planes de acción y contingencia en caso de repetirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 comentarios en “Lo que nos enseña el cierre del Aeropuerto de Guayaquil”

  1. Es un comentario muy fuerte para Guayaquil
    Es la primera vez que sucede y si bien es cierto debió tener una reacción más rápida del operador también es cierto que Quito cierra operaciones permanentemente por razones de mal tiempo u es Guayaquil quien recibe todo ese tráfico desviado
    No cabe insinuar que los operadores pensarán mucho en nuevas rutas pues no es así si se aplicará ese concepto más tendrían que preocuparse de Quito por sus condiciones climatericas y altura de aeródromo como dice el autor que necesitan invertir en entrenamientos especiales para ese tipo de aeródromo
    En todo caso la imagen de Guayaquil no puede estar en duda con comentarios inapropiados

    1. No es la primera vez que sucede, la anterior fue hace 5 años, aparte el aeropuerto de Guayaquil mantiene varios cierres seguidos por problemas también en su pista, así que no es aislados los problemas operativos, que deben seguir cuidando y mejorando para seguir atrayendo aerolíneas.

  2. Fuimos 41 pasajeros de LASER que veníamos caracas-Guayaquil y nos desviamos a Manta por el cierre del Aeropuerto de Guayaquil, aterrizamos en manta a las 2100, Estuvimos un par de horas en el avión, Luego bajamos a la Sala de entrega de equipajes, sin baños para la gente, porque la otra sala estaba llena con pasajeros de American y Avianca. Como a las 02h00 de la mañana nos cambiaron a la otra sala Cuando American ya había enviado sus pasajeros al Hotel. A las 04h00 nos hicieron hacer migración y aduana y estábamos saliendo a las 05h00 del Aeropuerto.
    Laser no dio ni un vaso de Agua peor compensación alguna, claro que la Regulación los libera de culpa por casos fortuitos que no son de su responsabilidad, Pero como bien lo expresan La Ley tiene un hueco. Se debería de alguna manera hacerse cargo de los pasajeros y darles algún a facilidad
    Las aerolíneas de escudan en la regulación y el pasajero que se las arregle como puedan. Al menos por imagen y responsabilidad deberían tomar la iniciativa y hacer algo por cuenta propia

    1. Apoyo tu comentario, pero como bien dices, hay un “hueco” y las aerolíneas por políticas internas, no harán nada más allá de lo que esté a su alcance o responsabilidad dentro de la regulación, no están haciendo nada malo en no ayudar más a los pasajeros si no hay nada que les obligue.

      Habrán unas que sí te ayudarán, así no sea su responsabilidad, por lo mismo, políticas de cada empresa.

  3. Un dato adicional del aeropuerto de Manta, hace un par de semanas se realizó un aterrizaje de un vuelo internacional no regular pasada la media noche, es decir contaba con la autorización de la DGAC, requisito que se entenderia es suficiente para garantizar el 100% de operatividad del aeropuerto. Pues resulta que a más de los deficientes servicios de migración y aduanas, pues tampoco había combustible disponible, ya que los supervisores, personal de Petroecuador, dormían y la persona a cargo del vehículo taquero, requería que el abastecimiento sea autorizado por alguno de los servidores públicos que cómodamente dormían… Es decir, los servicios de un aeropuerto internacional que según el AIP opera 24 horas, dependen del criterio, horario de oficina e inclusive voluntad de la persona a cargo de las aduanas, migración, combustible, etc. Gran responsabilidad de la Administracion del Aeropuerto, que sin embargo dispone del suficiente conocimiento técnico de la actividad aérea y sus posibles variables, ha permitido que este tipo de limitaciones sean una constante y que la operación área del aeropuerto se supedite a estos obstáculos que desde todo punto de vista son inaceptables. Se anticiparon las consecuencias y el día de ayer fueron penosamente evidentes…. La AAC debe tomar urgentes medidas que cambien esta realidad.

Scroll al inicio